Evita los peligros de beber agua de grifo o embotellada con un filtro de alta tecnología

A pesar de que la calidad del agua sea alta en algunas zonas de España como Burgos, San Sebastián o Las Palmas, existen ciertos peligros cuando ingerimos el líquido que proviene directamente del grifo o embotellado, ya que contiene altos niveles de químicos y microorganismos que podrían causarnos enfermedades. Es por ello que cada vez más ciudadanos han optado por la compra de filtros de agua de alta tecnología vía web para evitar sufrir las consecuencias.

El agua de grifo no es saludable

El agua que proviene del grifo no es del todo saludable como sueles pensar y como afirman algunos informes, ya que contiene pesticidas los cuales son los responsables del aumento de alergias a algunos alimentos.

Al lavar los alimentos que consumiremos con agua de grifo, especialmente las frutas y verduras, corremos el riesgo de que se contaminen de pesticidas y nos causen enfermedades. Sin embargo estos no son los únicos químicos que se encuentran presentes en el agua que usamos, y que obviamente no cumplen con los parámetros que las autoridades sanitarias consideran aptos para el consumo humano.

Cloramina, flúor, cloro, nitratos, herbicidas, restos de medicamentos o detergente, isótopos radioactivos, nitratos, nitritos, plomo, pesticidas y compuestos organoclorados forman parte de la terrible cantidad de sustancias tóxicas que se pueden encontrar en el agua y a las que exponemos nuestros cuerpos a diario cuando consumimos agua de grifo.

Hay quienes afirman que el consumo de cloramina no causa efectos negativos en la salud, sin embargo informes destacan que si hay consecuencias nocivas, entre las que mencionan que quienes tienen sistemas inmunológicos débiles así como los niños pequeños, las personas que se someten a quimioterapia o las que sufren de VIH deben evitar el agua cloramina-atado.

De igual modo las personas que son sometidas a diálisis renal deben tener cuidado, porque beber agua de grifo puede perjudicar su salud ya que al entrar la sangre en contacto con agua no purificada en una membrana semi-permeable que puede causar cloraminas e introducirla en los vasos sanguíneos es tóxico para los humanos y peces.

 Nuestros cuerpos se están viendo expuestos a continuos ataques químicos cada vez que ingerimos agua del grifo, y lo peor de esta situación es que ni siquiera nos enteramos porque creemos que las plantas potabilizadoras que usa el estado son capaces de eliminar y erradicar todos los microorganismos, metales y sustancias que nos causan daño, pero en realidad no es así.

Recordemos que aunque el agua de España haya sido calificada “de calidad” igualmente presenta dureza por la presencia de calcio y magnesio, mal olor, y sabor desagradable, es por ello que es necesario el uso de filtros de agua que no únicamente eliminen aquellos rasgos que notamos como olor y sabor sino los más peligrosos que son los que no vemos, las sustancias que nos causan daño.

Cuídate del agua embotellada

Históricamente nos han hecho creer que el agua embotellada es totalmente potable y apta para el consumo humano, bien sea para beber o cocinar, sin embargo esto no es del todo cierto. De acuerdo con el Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales de EEUU (Natural Resources Defense Council) un 40% del agua embotellada es en realidad agua de grifo.

De igual modo estas investigaciones han demostrado que el agua embotellada también presenta metales pesados, flúor y otros contaminantes que son peligrosos para la salud.

Por otro lado investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en España han encontrado hasta trazas de nicotina en un rango de concentración de entre 7 y 15 ng/L. Y aunque se ha afirmado que esa cantidad de nicotina es muy pequeña para que se generen efectos inmediatos tras el consumo, sin embargo es necesario hacer estudios en bebés y mujeres embarazadas.

Otro importante hallazgo es que la nicotina es un compuesto sumamente resistente a los habituales tratamientos de depuración, ya que normalmente están dirigidos a la eliminación de contaminantes denominados prioritarios (nitratos, fosfatos, ácidos, etc.).

Mientras que la efectividad de estas plantas potabilizadoras para erradicar microcontaminantes tales como la nicotina, fármacos o drogas no han sido evaluados hasta ahora. A pesar de que ya era conocido de manera extraoficial la presencia de este tipo de productos farmacéuticos en el vital líquido, éste es el primer estudio formal donde se analiza  que estén presentes en el agua mineral embotellada.

España es actualmente el cuarto país de la Unión Europea en producción de agua mineral, por lo que alertamos sobre su consumo ya que como hemos mencionado a lo largo del artículo pudiera presentar compuestos dañinos para el organismo, por lo que se recomienda no consumirla y usar un purificador de agua que trabaje con el sistema de ósmosis inversa para eliminar los contaminantes.

Consumir agua de grifo o embotellada no garantiza que sea 100% potable, por lo tanto estamos propensos a sufrir consecuencias negativas si no ingerimos agua que provenga de filtros purificadores que puedas comprar gracias a la tecnología online.